¿Me pueden deportar por un ticket en Estados Unidos?

La inmigración y todas las cuestiones relacionadas son temas sumamente complejos, especialmente a raíz de la administración anterior encabezada por el expresidente Donald Trump. Aunque ha habido un cambio de liderazgo en los últimos años, ciertas políticas aún persisten en Estados Unidos, lo que genera muchas dudas entre los inmigrantes en diversos aspectos de la sociedad.

Una de estas preocupaciones es si se puede ser deportado por recibir una infracción en Estados Unidos, como por exceso de velocidad o realizar un giro en un lugar prohibido. Si bien es cierto que, en el caso de un DUI (Conducir bajo la influencia del alcohol), existen factores más graves a considerar, ¿qué sucede si recibiste una multa por una falta menor? A continuación, explicaremos en detalle esta situación.

¿Qué ocurre si soy indocumentado?

Vamos a abordar el primer punto: ningún inmigrante, siempre y cuando tenga una visa válida o sea residente permanente (Green Card), puede ser deportado por una infracción de tráfico. Esto es cierto a menos que el delito sea mucho más grave y la persona sea condenada por ello.

Incluso en ese caso, la posibilidad de deportación depende de la gravedad de la transgresión y se deben analizar las circunstancias del hecho y los antecedentes del inmigrante.

Sin embargo, las condenas y las declaraciones de culpabilidad por delitos de tráfico no conducen directamente a la deportación. Aun así, estos antecedentes pueden jugar en contra si, por ejemplo, presentas el formulario N-400 para la naturalización. Incluso las autoridades pueden buscar a una persona años después, incluso si han abandonado Estados Unidos y luego intentan regresar con un delito grave en su historial.

Pero, ¿qué sucede si soy indocumentado? La actitud de las fuerzas de seguridad hacia los residentes sin estatus legal varía de un estado a otro y puede depender del panorama político.

Por ejemplo, si el gobernador o alcalde es demócrata, es posible que el inmigrante tenga más posibilidades de recibir un trato favorable. En cambio, si los políticos son republicanos, suelen ser más conservadores.

En este sentido, en el caso de los indocumentados, es cierto que pueden ser deportados por una infracción de tráfico. De hecho, según datos de Bloomberg de 2019, más de 20,000 inmigrantes fueron enviados a sus países de origen después de ser condenados por un delito relacionado con el tráfico.

No obstante, las autoridades argumentan que esto se debe al estatus de indocumentado de la persona y no directamente a la multa en sí. Además, en estados donde los residentes sin papeles no pueden obtener legalmente una licencia de conducir, el cargo adicional por conducir sin documentación se utiliza para hacerlos más vulnerables.

Un ejemplo de esto es el estado de Colorado, donde no se puede ser deportado por una infracción de tráfico siendo indocumentado. Veamos algunos aspectos relevantes de este caso:

  • Los residentes sin documentación legal en Estados Unidos no pueden ser deportados por una infracción de tráfico menor, incluso si las fuerzas de seguridad conocen su estatus.
  • Una de las leyes que evita la deportación en este tema es la «Ley de seguridad vial y comunitaria de Colorado» (RCSA), que permite a los inmigrantes indocumentados obtener un permiso, tarjeta de identificación o licencia de conducir. Por lo tanto, tienen los mismos beneficios que cualquier otro ciudadano estadounidense al volante, pero también deben cumplir con las responsabilidades correspondientes, como tener un seguro de auto.
  • Esta ley también establece que cualquier persona con una licencia de conducir en Colorado «no puede ser discriminada de ninguna manera, ni se puede utilizar el permiso en su contra en asuntos migratorios».

Sin embargo, en estados como Tennessee, un inmigrante que sea detenido conduciendo sin licencia puede atraer la atención no deseada de los agentes de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés). Esto se debe a que cuando toman las huellas dactilares de una persona, su información se comparte automáticamente con los agentes de ICE.

Conducir sin licencia en Tennessee se considera un delito penal. Sin embargo, para obtener una licencia de conducir, una persona debe demostrar su estatus legal en el país. El estado tampoco ofrece un permiso o certificado de manejo para indocumentados, a diferencia de lo que ocurre en California o Illinois.

Debido a esto, un inmigrante sin documentos debe correr el riesgo de conducir sin licencia si necesita un automóvil para trabajar y mantener a su familia. Esto es solo una de las muchas contradicciones del sistema migratorio en un país con una de las tasas más altas de inmigrantes indocumentados en el mundo.

Deportación por infracciones menores: que sucede en la actualidad

Uno de los estados con una gran población de inmigrantes, como Florida, no deportará a una persona por cometer una infracción de tráfico. Estas infracciones se consideran delitos menores y no brindan suficiente evidencia para que las fuerzas policiales te entreguen a ICE. Sin embargo, en cualquier caso, es importante que un inmigrante solicite la suspensión de la sentencia para evitar ser condenado por dicha infracción.

Es importante destacar que si eres detenido por exceder el límite de velocidad y no tienes residencia permanente, es recomendable buscar ayuda legal. Hay muchos abogados que hablan español y se especializan en temas de migración.

Germán Hernandez

Deja un comentario